16.2.11

Alimentación durante la lactancia

Ya soy mamá!!! He dejado preparado este post para publicarlo durante mi estancia en el Hospital.
Me hacía mucha ilusión preparar una entrada sobre la importancia de la lactancia materna, tanto para la madre como para el recién nacido, así como responder algunas dudas que se nos presentan acerca de la alimentación que debemos seguir durante esta maravillosa etapa.
 Entre las principales ventajas de la lactancia para el bebé se encuentran:
  • Contiene anticuerpos que pasan de la madre al lactante para ayudarle a combatir las infecciones. al tomar el pecho, el bebé corre menos riesgo de coger catarros, infecciones de oído o alergias como asma o eccemas, y puede beneficiarse de los efectos de una vacuna, ya que si la madre padece resfriados, enfermedades de la piel o diarrea, la madre pasará al bebé por la leche materna los anticuerpos que le ayudan a protegerse de estas afecciones.
  • Es un alimento específico cuya energía y componentes nutritivos se hallan en las proporciones adecuadas para cubrir las necesidades, crecientes conforme pasa el tiempo, del lactante.
  • La leche de la mujer está a punto en cualquier lugar, la ración siempre es la correcta, se sirve a la temperatura idónea y es fácilmente digerida por el bebé, ya que coagula en grumos finos e iguales que son blandos y se deshacen sin problemas. Además, no se necesita utensilio alguno para que el niño pueda tomar esta leche.
  • La composición de la leche materna, variable con el tiempo, se adapta a la evolución de los requerimientos nutritivos del lactante. De esta forma, establece una regulación de su apetito y evita la sobrealimentación que puede inducir a la obesidad infantil.
  • Al fluir directamente del pezón a la boca del bebé, está exenta de manipulaciones y libre de la posibilidad de contaminación por los gérmenes ambientales.
  • Amamantar al bebé es psicológicamente beneficioso para él, porque aumenta y mejora la relación afectiva madre-hijo.

Además, la lactancia proporciona múltiples ventajas para la madre:
  • La lactancia hace que el útero de la madre se contraiga rápidamente y se reduzcan las hemorragias tras el parto.
  • Amanantar ayuda a que el útero vuelva a su forma y tamaño original.
  • Dar el pecho ayuda a las madres a recuperar el peso previo al embarazo porque la grasa almacenada en el cuerpo durante la gestación se convierte en energía para producir la leche.
  • Previene el cáncer de mama.
  • Además, la leche materna está siempre disponible y es gratuita.

Como madre, es importante que cuides tu alimentación durante el periodo de lactancia para ofrecer a tu bebé una leche materna de calidad. Algunos consejos prácticos que debes tener en cuenta en cuanto a tu alimentación y tu dieta mientras le des de mamar a tu hijo son:
  • En la alimentación durante la lactancia, se recomiendan cuatro o cinco comidas al día, sin olvidar un desayuno completo y un tentempié a media mañana.
  • Debes seguir una dieta lo más variada posible, para que resulte completa y equilibrada. Es importante que comas de todo: fruta, verdura, carne, pescado, cereales, pastas, grasas y, sobre todo, mucho líquido.
  • Las vitaminas A, D, E C, B1, B2 y ácido fólico se requieren en mayor cantidad. Por ello, además de carnes y lácteos, ricos en vitaminas B1 y B2, es imprescindible consumir verduras y frutas frescas que aportan beta-carotenos, ácido fólico y vitamina C. Se aconseja que una pieza de fruta al menos sea rica en vitaminaC (cítricos, melón, frutas tropicales, fresas). También conviene incluir verduras cocidas en combinación con primeros platos o como guarnición de los segundos, para cubrir el aporte de dichas vitaminas y el de la fibra necesaria para la madre.
  • En la cantidad de líquido que debes beber, ten en cuenta que cada vez que des de mamar, tienes que recuperar el líquido perdido, tomando leche, zumo, infusiones, batidos, o simplemente agua.
  • Aunque no es necesario que bebas leche para recuperar líquido, sí que es importante que tomes calcio. Los lácteos son la principal fuente de calcio y este mineral es componente indispensable de la leche materna y evita la desmineralización de la madre, se deben tomar al menos 3/4 litros de leche cada día, o bien medio litro de leche y otros lácteos (yogures, cuajadas, quesos poco maduros o fermentados, postres lácteos, purés y cremas elaboradas con leche, queso fresco en ensaladas, bechamel...).
  • El único alimento que debes evitar es el alcohol, y moderar el consumo de bebidas excitantes (café, té, refrescos con cafeína), evitar el tabaco y algunos fármacos, ya que sus componentes pasan a la leche. Conviene leer bien los prospectos de las medicinas y consultar con el médico antes de tomarlas.  
  • Existe la posiblidad de que tu alimentación le pueda provocar molestias al bebé. En el caso de que el niño sea alérgico a la proteína de leche de vaca es posible que esta pase a través de la leche materna al bebé, por lo que tú deberías evitarla y sustituirla por bebidas de soja e incluir otros alimentos ricos en calcio en tu alimentación, tales como las almendras, las sardinas o los vegetales de hoja verde. También has de saber que la alergia a la proteína de leche de vaca suele desaparecer con la edad, así que muy probablemente con el paso del tiempo tu bebé ya no lo sea.
Siguiendo estos sencillos consejos, te será más fácil recuperar tu forma física tras el embarazo y el parto. Puedes estar segura que en unos 4-5 meses habrás vuelto a tu peso habitual.


8 comentarios:

nieves gijon dijo...

ENHORABUENA!!!!!disfruta de este momento tan maravilloso.

Doctora Nutrición dijo...

Mil gracias Nieves!!!! En eso estamos...Muakssss

Roberto Marti' dijo...

todo lo dicho anteriormente es muy acertado y cierto,solo deseo agregar que estos anticuerpos que le suministra la madre al bebe durante la lactancia son los que iniciaran el cuadro defensivo del bebe al activar multiples mecanismos defensivos y que perduraran durante toda la vida,de ahi su gran importancia.

Doctora Nutrición dijo...

Gracias por tu comentario Roberto!!!

auxiliar pediatria dijo...

Muy buen aporte. La salud de los recién nacidos es una prioridad del Sistema Sanitario y por tanto esta especialidad está muy bien valorada y cuenta con mucho futuro dentro de la Sanidad.

Marcela Poblete Fernández dijo...

Como fundamentan que no hay que evitar los lácteos, tenía una Info totalmente contraria, su respuesta me será muy útil, yo estoy amamantando y había suspendido los lácteos

Unknown dijo...

Dra necesito su consejo y ayuda! Yo tengo un bebé y estuve con lactancia exclusiva hasta los 8 meses hoy tiene 11 meses y toma perfecto la leche materna y come muy bien sólidos. Mi miedo es que hace 3 meses comencé a consumir 1 cucharadita de comino en polvo en medio vaso de yogurt porque escuche que tiene muchas propiedades y beneficios y recién hoy Leo en una página que no es recomendable el consumo excesivo en lactancia y no se si he hecho mal porque mi bebé está perfecto de salud peo no se si esto le traerá consecuencias más adelante de alguna patología por mi culpa! También todos los días por la tarde tomo una chocolatada y no se tampoco si es bueno ahora estoy asustada por favor necesito saber que dice usted. Gracias!! . Soy Graciela de Argentina.

Doctora Nutrición dijo...

Hola Graciela. En principio no tienes por qué preocuparte, el consumo de comino en cantidades moderadas, según los conocimientos actuales, es totalmente compatible con la lactancia materna (http://www.e-lactancia.org/producto/416). Sin embargo, te recomiendo no tomarlo en gran cantidad. Una pregunta: ¿por qué comenzaste a ingerirlo?
Un saludo.